CALIDAD NATURA

BIEN DE FAMILIA

  • Oliva Intenso
    Oliva Intenso
  • Oliva Clásico
    Oliva Clásico
  • Selección Especial
    Selección Especial
  • Rocío Oliva
    Rocío Oliva
  • Rocío Vegetal
    Rocío Vegetal
  • Aceite Blend
    Aceite Blend
  • Aceite de Girasol
    Aceite de Girasol
  • Mayonesa
    Mayonesa
  • Kétchup
    Kétchup
  • Mostaza
    Mostaza
  • Salsa Golf
    Salsa Golf
Cuidados

Vuelta al cole: Días de mochilas

Comienzan las clases y dos cuatrimestres completos de cargar la mochila con útiles, libros, apuntes, viandas, botellitas de agua y a menudo ropa deportiva e instrumentos musicales. Te recomendamos cuál elegir y cómo cuidar tu espalda dentro y fuera del aula.

 

¿Cómo elegir la mochila?

Debe ser cómoda, ajustable, con tirantes acolchados de por lo menos 4 cm, para no recargar todo el peso sobre tiras delgadas que pueden llegar a lastimarte los hombros. Los tirantes deben ser anatómicos, es decir que se adapten a la forma de tu cuerpo, y deben traer hebillas para ajustarlos para fijar bien la mochila a tu espalda.

 

Buena distribución y sólo lo necesario

Te recomendamos cargar la mochila a conciencia para evitar complicaciones: lo más pesado al fondo y cerca de la espalda, lo más liviano arriba y objetos más pequeños en los bolsillos. Y pensá bien en función de tu agenda: si tenés inglés los martes y jueves no lleves los apuntes de esa materia de lunes a viernes.

 

Cuestión de peso

El peso total de la mochila que cargás todos los días no debería superar el 15 % del peso de tu cuerpo. En cuanto al modelo te recomendamos la mochila tradicional en lugar de una bandolera, ya que esta hace que el peso no esté balanceado y puede provocar lesiones en tu espalda.

 

Cuidemos nuestras rodillas

Al caminar con la mochila puesta hay que poner especial cuidado en flexionar las rodillas. De igual manera, al agacharte flexioná las rodillas con cuidado para amortiguar el peso de la mochila.  

 

La mejor postura en el aula

En el aula te recomendamos mantener la espalda lo más erguida posible y pegada al respaldo de la silla. No es recomendable que te inclines sobre la mesa para trabajar. Si te hace falta acercarte más al escritorio podés optar por trabajar con un atril.

Contacto